DESCRIPCIÓN

Cortado a cuchillo por expertos profesionales en nuestras instalaciones de Guijuelo.

Siempre se corta un mínimo de dos jamones, para que en cada envase, vayan siempre lonchas de diferentes partes y sabores.

Para su mejor conservación, es preferible mantenerlo en un lugar fresco y seco, incluso en el frigorífico siempre que esté alejado de olores agresivos. En este formato no se reseca, siempre está impecablemente presentado y por supuesto, parecerá usted un maestro cortador, pues será cierto que un experto es quien ha hecho esta obra de arte.

Peso: 100 gramos NETO.