Nuestro proceso de producción 100% artesanal y natural

SABOR AUTÉNTICO DESDE 1886

Es nuestra responsabilidad buscar vías de mejora tal y como hicieran nuestros abuelos, y los abuelos de estos. Ya en el siglo XXI hemos inaugurado unas modernas instalaciones en Guijuelo, manteniendo la idea de artesanía, curación natural y amor por nuestro producto que nos han inculcado nuestros mayores desde el siglo XIX.

Nuestras instalaciones cuentan con la más moderna tecnología y las más antiguas tradiciones. Desde las bodegas subterráneas hasta la tercera planta de los secaderos naturales, cada fase cumple su función en el proceso de curación.

Patabrava cura todos sus productos de forma natural, aprovechando el valor añadido de estar en Guijuelo: la altitud, el clima, la herencia, y el cariño al producto.