Beneficios del jamón ibérico de bellota | Patabrava Ibéricos de Guijuelo

Beneficios del jamón ibérico de bellota

Pocos alimentos hay tan deliciosos y selectos como el jamón ibérico de bellota. Pero, ¿Es un alimento saludable o no? Seguro que te lo has preguntado en más de una ocasión. Sobre todo si, como nosotros, eres un apasionado de este magnífico producto.

Y fíjate que nos referimos al jamón ibérico de bellota, no a cualquier jamón. Porque la cosa cambia mucho de un jamón normal a uno que es ibérico de bellota. Tanto en cuanto a sus propiedades, como a su sabor, textura y lo saludable o no que es para la salud.

Se ha debatido mucho, y se sigue haciendo en la actualidad, sobre si es conveniente para la salud o no. Y deja que te adelantemos algo, por supuesto que sí lo es. Sería un sacrilegio para el paladar no poder disfrutar de esta exquisitez.

El motivo es que el jamón ibérico de bellota nos aporta proteínas y grasas de las que más de un 55% son de ácido oleico. Este ácido graso, que se cataloga dentro de los ácidos grasos Omega 3, tiene diversos beneficios para nuestro organismo. Entre ellos, que regula el colesterol en sangre, además de incrementar el colesterol HDL, que es el que comúnmente decimos que es el bueno.

Ver jamón Ibérico de Bellota Patabrava

 

Vitaminas y minerales del jamón ibérico de bellota

 

Además de las grasas buenas y de las proteínas, el jamón ibérico de bellota está cargado de vitaminas y minerales. Vamos a ver cuáles son.

En cuanto a las vitaminas se refiere, cuando consumas jamón ibérico, tienes que saber que estarás dando a tu organismo un aporte de ácido fólico y vitaminas D y E, que tiene un gran poder antioxidante. Junto con las vitaminas B1, B6 y B12, que son esenciales para el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

También hay presencia de minerales, como el cobre, el hierro, el calcio, el sodio, el potasio, el magnesio y el fósforo.

¿Qué enfermedades te puede llegar a prevenir el consumo de jamón ibérico?

Siempre que sigas una alimentación equilibrada y un estilo de vida saludable, comer jamón ibérico de bellota también contribuirá a una buena salud.

Puede ayudar a prevenir la aparición de ciertas patologías, como las de origen cardiovascular. Lo que se debe a lo que te contábamos unas líneas más arriba, a su alto aporte de ácido oleico, que contribuye a la reducción de los niveles de colesterol mal o LDL en sangre, y hace que los niveles de colesterol bueno aumenten.

Además, por su contenido en hierro es un buen aliado para evitar la anemia. Y como en el jamón ibérico de bellota hay presencia de triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, también lucha contra la ansiedad y contra el estrés.

Y hay más. Y es que se habla de “alimentos” cuando lo correcto debería ser “alimentación”. Como ejemplo está el intento de prohibir genéricamente el consumo de grasas animales, pero se nos olvida que los aceites de palma y coco tan presentes en muchos alimentos procesados, tienen un alto contenido en grasa saturada y son muy aterogénicos, aun siendo de origen vegetal. Y bien que publicitan este “aceites vegetales” entre los ingredientes, sin especificar qué tipo.

De igual manera, no todas las grasas animales tienen una misma composición, siendo la procedente del cerdo ibérico de bellota una de las más apreciadas en cuestiones de composición nutricional.

Todo esto si lo unimos a su sabor, hace que sea un alimento 10. Comerlo te sacará más de una sonrisa seguro.

Ahora que ya sabes que el jamón ibérico es un alimento de calidad y bueno para tu salud, pásate por nuestra tienda online y encarga el tuyo. Eso sí, no te lo comas todo en un par de días… Aunque sabemos que esto no será tarea fácil, porque cada bocado es un auténtico placer.